¿Te mudas a Canadá desde EE. UU.?

¿Pronto te mudarás a Canada?

Entonces tendrás que renunciar a algunas cosas y elegir un día para la mudanza y respetarlo. La parte más difícil es comenzar. ¡Pasa esa prueba y múdate a Canadá desde EE. UU.!

Casa o departamento

Necesitarás una casa o un departamento, dependiendo de si irás a la ciudad o al campo cuando te mudes a Canadá. Tal como en EE. UU., puedes alquilar ambas cosas y cada una ofrece algo único. Si te vas a mudar a Toronto, alquilar un departamento puede ser más razonable, pero si estarás fuera de las áreas metropolitanas más importantes, es recomendable que compres una casa. Busca recursos en línea para ver una gran variedad de listas de propiedades.

Empaca con inteligencia

Recuerda que no te vas a mudar a la esquina, sino a un país completamente nuevo. Tendrás que pasar por oficinas de la aduana, lo que significa que no podrás llevar plantas de interiores ni ninguna otra cosa que pueda ser considerada como una amenaza biológica a la flora y fauna local. Además, debes tener en cuenta la cantidad de espacio de tu nuevo hogar. Es probable que tengas que dejar algunas cosas. Elige una habitación de tu antigua casa para colocar las cosas que no te llevarás. Pregúntate a tí mismo de qué puedes prescindir para vivir y qué necesitas por completo. Con qué frecuencia usas algo, su valor sentimental, su costo y su tamaño: todos son factores que debes considerar.

Organiza lo que vas a llevar

También deberías elegir un espacio para ubicar los artículos que viajarán a tu nueva casa. Organiza tus cosas en pilas de diferentes categorías, como utensilios de cocina, artículos de tocador, artículos de las mascotas, electrónica, etc.

Empaca con tiempo, empaca con inteligencia

Obtén cajas, comienza a empacar, incluso si lo haces de a poco para no sentirte agobiado. Luego empaca por habitación y categoría para ayudarte a hacer un seguimiento.

El clima será un factor importantísimo para decidir si dejas o llevas algo. En Canadá, los meses fríos se asemejan al invierno de New England, pero con descensos de temperatura más bruscos. Así que es recomendable que lleves abrigos gruesos, guantes, sombreros, pantalones de nieve, bufandas, etc. A menos que te mudes al extremo norte de Canadá, también necesitarás ropa de verano. Sí, ¡incluso en Canadá hay verano!

No escatimes con el servicio de mudanzas

Mudarse a otro país no se debe tomar a la ligera. Contrata personas en las que confíes y luego quítate del camino para que puedan hacer su trabajo. Las mudanzas internacionales es uno de los casos en que se recomienda que dejes que los especialistas empaquen por ti. También podrán llevar un seguimiento más preciso de todas tus cosas mientras empacan y así estarás libre para tú también controlar el inventario. Además, si contratas un servicio de mudanzas no tendrás que encargarte directamente de ningún cargo de aduana o peaje ni ningún otro cargo adicional que las mudanzas internacionales a veces implican. Simplemente lo agregarán como parte de su servicio, el cual puedes pagar de una sola vez cuando finalice el viaje.

Cambio de dirección

Una vez que sepas dónde queda tu nuevo hogar, proporciona tu dirección a todos los que deben saberla: amigos, familiares, tu banco, suscripciones a revistas, etc. Puedes completar un formulario de cambio de dirección en la oficina de correos.

Ya llegaste

Así que ya no tendrás que mudarte a Canadá... ya te mudaste. Sin embargo, antes de que te arrodilles y empieces a desempacar, hay algunas cosas importantes de las que debes ocuparte:

Necesitarás una nueva licencia de conducir, un nuevo registro, nuevas matrículas para tu vehículo y un nuevo seguro o solicitar a tu compañía de seguros un ajuste de tus tarifas para el cumplimiento internacional. Además, querrás familiarizarte con los servicios de transporte público (subterráneo/tren/autobús), los cuales te pueden dar un poco de miedo si no estás acostumbrado a usarlos. Además, deberías buscar el supermercado. También debes averiguar lo antes posible la ubicación del hospital local y la estación de policía.

Instalar el servicio de telefonía

Tan importante como todas estas cosas es tu necesidad de mantenerte en contacto con tus seres queridos. Si te vas a mudar a Canadá desde EE. UU., Vonage te permitirá conservar tu número residencial, sí, incluso uno de otro país. ¡Y también puedes agregar una segunda línea local!

Simplemente lleva tu teléfono residencial y tu Vonage Box™ y cuando estés en tu nuevo hogar, conecta tu servicio de Internet y tu teléfono nuevamente en el Vonage Box. Fácil.

Para aquellos que aún no tienen Vonage pero también les gustaría llevar su número, pueden cambiarse rápidamente a nuestro servicio, pero existe una demora de procesamiento de (aproximadamente) diez días hábiles para transferir su número. Así que planifica según esto.

Lleva nuestro Vonage Box contigo a cualquier lugar del mundo y disfruta excelentes tarifas y llamadas gratuitas.

Haz clic aquí para obtener toda nuestra lista de verificación sobre cómo mudarse - ¡descarga, imprime y comparte!

Conoce más sobre cómo mudarte con Vonage y cómo puedes mantener tu número si transfieres tu servicio de telefonía a Vonage.